Qué telescopio comprar… ¿Cómo elegirlo?

¿Qué telescopio comprar?

Si quieres saber qué telescopio comprar, has dado con el sitio adecuado. Es comprensible que con tantas marcas, modelos y tipos que hay en el mercado, al aficionado que quiere dar sus primeros pasos en este mundo, le cueste tomar la decisión correcta.

Una buena opción que puede ayudar a hacerlo, es acercarse a alguna agrupación astronómica, y de primera mano formarse una opinión; preguntando, participando en salidas, observando a través de los equipos de otros aficionados más experimentados.

La primera pregunta que podemos hacernos es si nos interesa sólo hacer visual, o en el futuro vamos a hacer también astrofotografía.

La segunda pregunta tiene que ver con la clase de objetos que nos interesan. ¿Nos gusta observar o fotografiar la luna, los planetas, cielo profundo (galaxias, nebulosas, etc.)? Dependiendo de la respuesta a ambas preguntas, podemos hacernos una idea de cuál será el equipo adecuado para nosotros.

 

Cada tipo de telescopio tiene sus ventajas y desventajas.

Cuando pensamos en ellos, tal vez el primero que se nos viene a la mente, sea el telescopio refractor.

TELESCOPIO REFRACTORque telescopio comprar

Son telescopios que utilizan lentes, y arrancan desde tubos con sólo dos lentes, hasta más sofisticados (y caros), que usan tres (triplete) o cuatro (cuatriplete).

En general los más sencillos se denominan acromáticos, y los de calidad, apocromáticos (APO) o ED. En este último caso, el tratamiento de las lentes es de más calidad, dado que se intenta minimizar o eliminar el principal problema de este tipo de tubos: la aberración cromática.

Esta distorsión se produce porque los distintos colores no convergen en el mismo plano focal, y si el tubo es económico, veremos en el objeto observado un halo por ejemplo púrpura. Esto a algunas personas no les molesta, y a otras les impide disfrutar de la visión. La ventaja que tienen, es que el usuario no tiene que colimar (ajustar) nada en el equipo, lo que los hace muy fáciles de utilizar.

Los apocromáticos son muy utilizados en astrofotografía de cielo profundo.

El siguiente tipo es el reflector (o Newton).

TELESCOPIO REFLECTOR

que telescopio comprar

En este caso el frente es abierto, y dentro tenemos dos espejos. Uno primario de mayor tamaño, y un secundario más pequeño, que es el que envía la imagen al ocular. Este tipo de tubo no presenta aberración cromática; aunque sí puede tener el inconveniente del coma. Este defecto se presenta como una distorsión de los objetos (por ejemplo estrellas) que estén alejados del centro, aunque se puede solucionar con correctores de coma que podemos comprar más adelante, cuando tengamos algo más de experiencia. Son tubos sensibles al transporte y al movimiento en general, requiriendo colimación (alineación de los espejos), si bien es un procedimiento sencillo que podemos hacer nosotros mismos.

Como ventaja, podemos mencionar que con una inversión relativamente menor, podemos obtener un telescopio respetable. En un refractor sucede lo contrario, va subiendo exponencialmente su precio a medida que sube su apertura. Por otro lado, aunque con más diámetro, son telescopios más cortos dado su tipo de construcción. Es un telescopio adecuado si queremos un todo terreno, que nos sirva tanto para planetaria como para cielo profundo.

El tercer tipo, es el Maksutov-Cassegrain.

TELESCOPIO MAKSUTOV-CASSEGRAINque telescopio comprar

Este tubo presenta en el frente una lámina con un menisco, que intenta solucionar los problemas que presentan los reflectores. Estos son telescopios muy adecuados para luna y planetas, no tanto para cielo profundo.
La razón es que suelen tener una relación focal del orden de f/12, f/15 (muy poco luminosos). Este número resulta de dividir la longitud focal del telescopio entre su apertura. Por ejemplo, en el caso del Skywatcher 127/1500 (127 es la apertura en milímetros, y 1500 es su longitud focal, también en milímetros), debemos dividir 1500/127 = f/11,81 (casi f/12).

Son telescopios muy compactos, no requieren colimación, y con una calidad de imagen sobresaliente.

El cuarto tipo más habitual, es el Schmidt-Cassegrain.

TELESCOPIO SCHMIDT-CASSEGRAINque telescopio comprar

Un concepto similar al Maksutov, aunque en vez de una lámina, utiliza una placa correctora Schmidt. En este caso sí se requiere colimación. Existen en este tipo de telescopios tamaños desde 5”, 6” e intermedios hasta el C14 de Celestron (14”), una auténtica bestia con una resolución espectacular, que como contra necesita mucha aclimatación previa en los días fríos.

También son adecuados para lunar o planetaria, aunque en el caso de la marca Celestron, con un accesorio denominado Hyperstar, los podemos convertir en f2, y utilizarlos en cielo profundo. Estos son los más habituales.

OTROS TIPOS DE TELESCOPIO

Luego los hay más especializados como los Ritchey-Chrétien o RCT, utilizados por muchos observatorios profesionales; o una variante del Maksutov-Cassegrain que es el Maksutov-Newton.

¿Cuántos aumentos podré conseguir con mi telescopio?

Depende del ocular que usemos. Si tenemos un telescopio de longitud focal 1000 mm, con un ocular de 10 mm, obtendremos un aumento de 100X (1000/10). Con el mismo telescopio pero con un ocular de 20 mm, el aumento será de 50X (1000/20).

Ahora bien, hay un límite sobre el cual el telescopio ya no será capaz de resolver la imagen correctamente. En general (con alguna excepción), el máximo aumento viene dado por la apertura multiplicado x 2. Si nuestro telescopio tiene una apertura de 130 mm, casi con seguridad no podremos pasar de 260 aumentos. Si es de 200 mm, lo más probable es que el límite sea 400X. Como decíamos antes, este límite depende del tipo de telescopio, de las condiciones atmosféricas, etc.

En próximas entradas iremos ampliando detalles sobre este tema, y comentando los diversos accesorios que podemos incorporar a nuestro equipo, comenzando por las monturas.

Como siempre, podemos ayudarte en la elección:

Telescopios astronómicos

Menciona el código “space65” para obtener un descuento!!